Boletín M68–N°32 De Chernóbil a Tlatelolco: Día internacional contra los ensayos nucleares

///Boletín M68–N°32 De Chernóbil a Tlatelolco: Día internacional contra los ensayos nucleares

Boletín M68–N°32 De Chernóbil a Tlatelolco:
Día internacional contra los ensayos nucleares

Las bombas de Hiroshima y Nagasaki mostraron el rostro más temible de la era atómica. En este número recordamos el desastre de Chernóbil, desde la mirada femenina, así como los esfuerzos de la diplomacia mexicana para la no proliferación de armas nucleares, impulsado por Alfonso García Robles, Premio Nobel de la Paz.

 

Dora Cardaci

Las Mujeres y la energía nuclear, 1987

Revista FEM, Centro de Investigación y Estudios de Género (CIEG)

Hace 75 años, el 6 y 9 de agosto de 1945, Little Boy y Fat Man, como se les bautizó a las bombas atómicas que cayeron sobre Hiroshima y Nagasaki, provocaron no sólo la muerte de 250,000 personas aproximadamente (más aquellas que presentaron signos posteriores de cáncer) y el fin de la Segunda Guerra Mundial con la rendición de Japón, sino que mostraron el rostro más temible de la era atómica y nuclear: la destrucción masiva.  

A pesar de ello, la energía nuclear fue concebida en los años cincuenta como “la fuente de energía del futuro” por sus aplicaciones en la industria hasta que sufrió un significativo revés primero, en 1979, con el accidente de Three Mile Island en Estados Unidos, y principalmente, en 1986, con el desastre nuclear en Chernóbil, en la entonces Unión Soviética.

En el artículo Las Mujeres y la energía nuclear, publicado en 1987 en la revista Fem, Dora Cardaci realiza una descripción del accidente que primero es informado por las autoridades suecas, quienes despiertan con altos índices de radiación, debido a los vientos que llegaban desde la planta de Chernóbil, en la actual Ucrania. Como advierte tempranamente la autora, la descripción del evento es una historia, pero “las repercusiones en la vida cotidiana forman parte de una historia paralela” que inició con una gran desinformación y decenas de sugerencias y prohibiciones —ya fueran fundamentadas o no— que fueron discutidas por los canales oficiales frente al esfuerzo de la población de volverse “neófitos” para comprender su situación frente a temas tan “crípticos” como la energía nuclear y atómica. 

Rogelio Naranjo

Prueba Nuclear, 1985

Fondo de Caricatura Política

Centro Cultural Universitario Tlatelolco, UNAM

Un año antes del desastre de Chernóbil, el 13 noviembre de 1985, Rogelio Naranjo publica en El Universal la caricatura Prueba nuclear en relación con las declaraciones de Mijail Gorbachov, mandatario de la Unión Soviética, en respuesta al llamado del Grupo de los Seis —conformado por México, Argentina, Suecia, India, Tanzania y Grecia— sobre la intención de la URSS de suspender las pruebas nucleares con fines militares, siempre y cuando Estados Unidos se comprometiera a detener la carrera armamentista que, desde la década de los sesenta, llevó a ambos país al enfrentamiento mejor conocido como la Guerra Fría, entre los bloques capitalista y socialista.

Vistas de la Torre de Tlatelolco, c.a. 1964

Fondo Mario Pani 

Centro Cultural Universitario Tlatelolco, UNAM

En términos de diplomacia, México ha jugado un papel preponderante en los últimos 50 años para impulsar iniciativas y tratados que contribuyan a la no proliferación de armas de destrucción masiva no sólo a través de los esfuerzos del Grupo de los Seis para exhortar a Estados Unidos y a la U.R.S.S de frenar la carrera armamentista en la década de los ochentas, sino desde tiempo atrás, con la firma del Tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, mejor conocido como el Tratado de Tlatelolco, que sentó un precedente significativo para que 50% de la superficie del planeta sean zonas libres de armas nucleares. 

Esta fotografía muestra la Torre de Tlatelolco, entonces sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde fue firmado este tratado el 14 de febrero de 1967 por 33 estados de América latina y el Caribe, el cual entró en vigor en 1969. 

Por sus esfuerzos para la reducción de armas nucleares, el diplomático mexicano Alfonso García Robles, principal promotor del Tratado de Tlatelolco, fue homenajeado con el Premio Nobel de la Paz, en 1982. A la par de las iniciativas y resoluciones, Naciones Unidas ha establecido el 29 de agosto como el Día Internacional contra los Ensayos Nucleares, en conmemoración del cierre del principal polígono de ensayos nucleares Semipalátinsk en la antigua URSS, realizada el mismo día en 1991, así como para frenar las cerca de 2000 pruebas nucleares realizadas desde 1945 a la fecha que han dejado devastadoras consecuencias para el medio ambiente y la humanidad.

Descarga gratis la app M68 y explora los recorridos virtuales de esta exposición permanente.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN M68

BIBLIOGRAFÍA:

2020-09-23T23:20:43+00:00 agosto 21st, 2020|